No es casualidad que hayamos experimentado tanta complicidad en Madrid al realizar este maravilloso mini-taller. En algún momento, Oliver Asín afirmó que el nombre de Madrid procede del romance mozárabe Matrice, pronunciado Matrich que significa «matriz» o «fuente»…  

Como mujeres que somos, nuestra matriz es depositaria de nuestra historia sexual. Cuando rompemos la coraza de nuestra matriz, la energía fluye y la creatividad se libera, fluye… Todo nos lleva como hilos transparentes a esa fuente de energía que nace en nuestra ZONA NARANJA.

 

En este taller nos atrevimos a vivir más allá de nuestro dolor o miedos. Tomaste riesgos a la hora de decidirte a participar y saltar a tu siguiente nivel… Salir de tu Zona de Confort. Experimentaste cómo enraizar tu energía naranja. Conectaste con tu magnetismo y tu poder, sin juicios.

Ya comenzaste a aprender cómo emerger desde lo más profundo de ti, celebrando tu Luz. Seguiremos brindándote dinámicas y herramientas, para que conectes con tu Centro de Poder y potenciarlo. De esta manera llegarás a tu verdadero hogar: a tu templo, a tu “core” en Tu Zona Naranja. 

Ya comenzaste a convertirte en protagonista activa, potenciándote y desarrollándote hacia un liderazgo femenino. Pero esta dinámica va mucho más allá… Se trata de volver a ese espacio dentro de cada mujer donde se genera la unión matriz-corazón-mente, de manera tal, que todo tu cuerpo, tu sistema, tus pensamientos, empiecen a estar alineados y en armonía. Es rescatarte a través de la congruencia.

Con nuestras dinámicas, brindamos una serie de prácticas para que las mujeres salgan del “ruido” al que se ven sometidas diariamente por las mismas demandas de la vida moderna, y entren en conexión personal e íntima. Balanceamos y armonizamos nuestras energías, y a partir de ahí, conectamos con el poder de nuestra feminidad descubriendo la magia que desencadena el conocimiento de esa fuente de energía.

RECUERDA: 

Eres una mujer radiante. 

Eres magnética. 

Tienes una energia sexual poderosa que no depende de tus atuendos físicos.

Tu templo es perfecto tal cual es, aquí y ahora. Muestra la forma en que cómodamente vives en él y te mueves con él…

Apenas comenzamos esta aventura, este descubrir… Apenas dimos los primeros pasos.

Cada mujer merece sentirse “en casa” dentro de su cuerpo y nosotras te enseñaremos cómo hacerlo.