Nuestro cuerpo constituye un instrumento sagrado que debemos mantener afinado de modo que permanezcamos en armonía con el universo entero. Esta meditación afinará tu cuerpo y elevará tu conciencia de forma tal que puedas elevarte sobre cualquier limitación y manifestar tu destino más elevado.

LA MEDITACION NAAM Y EL PODER DE LA PALABRA:

En el principio era la Palabra. Todo tiene su origen en la Palabra y Naam es la Palabra sagrada. Como Naam Yoguis, creemos en el poder y la eficacia de la Palabra que apareció con la creación del mundo y que ahora está ?perdido? para la mayoría de la humanidad. La Palabra es suprema. Desde la caída del hombre, se ha convertido en nuestra única esperanza. Practicando y pronunciando la Palabra sagrada, la humanidad puede acceder al infinito sin necesidad de interpretación ni entendimiento.

La Palabra sagrada tiene el poder de crear esa conciencia en nosotros. La Sabiduría Divina Espiritual y Naam ayudan a la humanidad a recuperar la Palabra Divina y la autoridad terrenal que ha perdido. Cuando vibramos Naam y crecemos interiormente, reencontramos gradualmente este poder, pues es parte de nuestra misión en la vida.

Naam es la Palabra Sagrada de Dios, es lo que abre el corazón del ser humano a la Divinidad. Naam es el camino del corazón. Conforme el Santo Naam, el Pan de Vida, va nutriendo nuestra alma, poderes espirituales desconocidos empiezan a desarrollarse en nosotros para superar toda oscuridad y negatividad. Nuestro ser completo adquiere poder y es renovado por la Luz de Dios. Como consecuencia, nuestro corazón se convierte en una acogedora morada para el Amor Divino, la panacea para todos los males de la vida. A medida que nuestro corazón se llena de amor y luz, se convierte en una rosa celestial que constituye un factor de sanación y edificación para su entorno a través de la divina fragancia que despide. Es el momento para que el sol del amor, la sabiduría y la verdad se levanten y atraviesen el punto del cénit donde todas las sombras se desvanecerán bajo sus rayos directos y dulces.

Esta práctica de meditación despierta las fuerzas que habitan en nosotros y a través de las cuales los lazos kármicos negativos del pasado pueden ser erradicados para acceder a una vida de libertad. Estas fuerzas destruirán las energías que no sean saludables para ayudarnos a romper con nuestro viejo karma. Bebe el dulce néctar de Naam y permite que Dios te bañe con numerosas bendiciones. Benditos aquéllos que vibran Naam diariamente. Vibra Naam ahora, deja atrás el pasado y vive en el presente. Abraza el futuro por todo lo que es y lo que puede llegar a ser. Las almas benditas han dicho siempre que hay una flor de loto dentro de cada uno de nosotros que está apuntando hacia abajo. Vibrando Naam de manera consistente, esta flor de loto comienza a girar para apuntar hacia arriba y nos ofrece una experiencia espiritual indescriptible. Naam es el vínculo entre nosotros y Dios. Trabajando con Naam, obtendrás una hermosa proyección y gran poder. Recitar las palabras sagradas de Naam puede transformar tu destino y darte salud, prosperidad y crecimiento espiritual. Cada palabra sagrada contiene la esencia divina: nos provee con la sabiduría divina de manera que podamos alcanzar nuestro divino derecho de nacimiento. Vibrar Naam es una permutación y combinación entre nuestro paladar y la lengua. Cuando pronunciamos estas palabras sagradas, establecemos armonía en nuestras vidas. Esta práctica te envolverá en una luz tan hermosa y brillante que es casi cegadora. Vibra estas palabras sagradas y permite que una calma total invada tu ser al tiempo que te rodeas de una hermosa luz divina haciendo que toda la oscuridad se desvanezca.