Cuando viajas, tratas de organizar todo tu día, realizas un itinerario, pones restaurante, lugares emblemáticos, shopping, pero lo cierto es que de tantas cosas que hacemos en esos lugares y de tanto que visitar, solo te quedan las noches y tu conexion con el mundo a traves de internet. Así que cada noche al llegar me siento a leer sobre muchos temas, hoy me puse como meta el retorno de los sagrado femenino, de los femenino verdadero y de como influye lo Masculino, como lo podemos sanar y como podemos encontrar ese equilibrio con nosotras mismas, así que leyendo y buscando, me topé con este artículo que quiero compartir con ustedes llamado Lo masculino sanado, lo masculino al servicio de la vida.

 

“Cuando una mujer comenzó a creer que ella y otras mujeres
podían ser transformadas y renacidas en hermandad…”

 

Para los hombres, conlleva la necesidad de dejar de conducirse ensimismados en la comodidad del patriarcado, para permitirse fluir en los verdaderos deseos de su corazón, poniéndose, en totalidad, al servicio de la Vida: de la Madre Tierra, de la Creatividad, de la Familia, y del Amor Incondicional.  Y para llegar a estar en ese servicio, los hombres requieren conectar con la alegría de la humanidad a través de su niño interno, a través de la dulzura de sus hijos, desde un nuevo compromiso con su relación de pareja y en su familia, desde una nueva forma de vincularse con la Madre Tierra y con la Mujer… donde la explotación y la deshonra sean inexistentes; la nueva masculinidad en los hombres implica restaurar el significado de la guerra, regresándole su índole sagrada y al servicio de la consciencia mayor -honrando la sangra y no derramándola, que los requiere dispuestos a conquistar en amor, y no en falsa seguridad.

Niño interior

Para las mujeres, nos implica estar en disposición total para sanar profundamente la energía masculina interna, esa desde la cual confirmamos -o podemos desmantelar- los estereotipos varoniles que ya no van más con la nueva vibración de la Tierra; conduciendo la verdad del corazón con liderazgo amoroso y concordia (es decir, corazón con corazón). Por supuesto, este servicio requiere que las mujeres estemos conectadas con nosotras mismas, atentas a nuestro proceso interno, conectadas con todo a través de nuestras aguas y fuego interno, a través de cultivar los verdaderos sueños, a través de encarnar un empoderamiento que no tiene que ver con tener poder sobre alguien, si no, con tener el poder con todos… en la búsqueda de regresar lo sagrado a cada momento, a cada relación, a cada conexión, en equilibrio entre el dar y el recibir. Las mujeres y el poder de lo femenino -en hombres y mujeres- es la fuerza que está liderando esta poderosa transformación.

Las mujeres estamos sintiendo el llamado a la sanación de lo masculino, a la posibilidad de integrar a la pareja sagrada en el corazón, para que nos acompañe en esta contienda de reconciliación de polaridades, de sanación de las creencias.

C360_2013-08-09-17-50-162-900px

Aquí y ahora, hombres y mujeres, precisamos de abrir el corazón para tener en claro qué necesitamos soltar y cuál pesado equipaje debemos ofrendar al camino, para que una verdadera transformación se de. Las mujeres estamos anhelando profundamente que nuestros compañeros de camino se presenten como lo que son, con su verdadera esencia, dejando atrás las caretas de falsa seguridad, éxito y sustento material como ejes de vida.

dad_babywearing

La nueva masculinidad ya no tiene que ver con eso, pues su propósito subyace en la posibilidad de encontrar el camino de regreso a casa…donde la reunión con lo femenino es la corona de flores que honra la batalla librada. Sólo que esta vez, la batalla de los hombres es interna, de ellos con sus propias creencias. Confiemos hombres y mujeres, que una vez puesto el corazón en esta empresa, estamos haciendo lo mejor posible, y que pronto podremos lograr despertar y juntos ver florecer el mundo que estamos soñando.”

Debemos comenzar a trabajar en nosotras y encontrar esa armonía, sanando nuestro lado masculino, no enfrentándonos. Lo masculino nos pertenece por eso debemos de seguir buscando la armonía, esto nos hará encontrar la fortaleza necesaria para afrontar nuevos retos en la vida. Trabajemos juntas como una tribu de mujeres, por ello pongo en mi blog esta información,  para que juntas intercambiemos ese conocimiento que nos ayude a estar en paz con nosotras mismas y con el universo.
o-MEDITATION-facebook

Fuente: la mujer lunar