Hoy quisiera hablarles de qué nos ha llevado a las mujeres a desplazar la  naturaleza femenina en nuestras sociedad. Deseo enumerar al menos cuatro razones que se repiten en el discurso y comportamiento diario de nuestro entorno, para derribar esos muros que nos separan de la verdad: del poder de la esencia femenina.

maxresdefault

1.- Lo femenino no es tan productivo como lo masculino.
Hay mucha gente que piensa que es necesario ser muy jóven, hipermasculino y ambicioso, para que las cosas se hagan a tiempo y bien. La pregunta que me planteo es ¿Qué tan cierto es ese pensamiento?

Lo primero y más importante que podemos hacer para esclarecer esto, es separar la esencia femenina y la esencia masculina del Yin y el Yang.  Todos tenemos las cualidades del Yin a Yang, tanto hombres como mujeres; el  Yin, en el proceso interno, emocional, la pasividad, nuestro “slowdown” o ir más despacio, el tiempo de nocturnidad, de invierno y por la otra parte, tenemos las cualidades del Yang como ser hiperactivas, enfocadas en nuestras metas, directas, lógicas, energéticas. Así que tenemos todas estas características dentro de nosotras, las podemos mantener en balance, y aún así podemos estar dentro de nuestra esencia femenina, porque es nuestra sexualidad.

Nuestra naturaleza humana como mujeres es vivir enraizadas en nuestra esencia femenina. Así que como mujer, puedo ser directa, hacer muchas cosas a la vez, y a la vez permanecer erguida en mis caderas, sumergida en esa maravillosa energía femenina que fluye de mi cuerpo. La realidad es, que la mayoría de las mujeres no piensa esto, y es la razón por la que se desplazan a ese rol masculino, impulsando la energía de lo masculino dentro de ellas para que el trabajo, el objetivo laboral, sea realizado. Lo que no saben, es que no tienen que ser de esa manera para obtener los resultados que desean. Pueden obtener incluso mejores resultados fluyendo a través de su esencia femenina.

4164_800x600_crop_533ca622d8f52

2.-  Lo femenino es más débil que lo masculino.
Esta es una creencia que he visto reflejada desde hace años atrás en mi trabajo y que me hizo redefinir el concepto de PODER.
Después de siglos de educación, en los que tanto a los hombres como a las mujeres, nos han inculcado que lo masculino es más poderoso, me tocó internalizar y redescubrir el poder que encierra lo femenino, ¿Qué más poder que nuestra naturaleza de procrear, del parto? Hayamos sido madres o no, poseemos esa naturaleza intuitiva de dar vida y proteger, estamos preparadas incluso para dar vida más allá de la nuestra. Hablemos también de nuestra esencia intuitiva, estando presentes en nuestro cuerpo de mujer… eso es una vivencia PODEROSA y desde ahí redefiniremos el concepto de “poder”…  Es el momento de echar abajo esas creencias caducas.

548e4eb88ea976433f966b5dfe7ca2b0

3.- No es seguro ser femenina.
Este es uno de los aspectos más importantes que trabajamos en nuestros talleres y cursos intensivos, en los que las mujeres entran en la plenitud, en la gloria de relajarse en un poder absolutamente diferente, y ver cómo pueden desarrollar negocios, carrera, familia, pareja y trabajar a través de esta energía femenina. Es mágico ver cuán rápido se dan cuenta de que sí es seguro ser femenina. Porque esta sensación y/o percepción parte en algún nivel de experiencia, ya sea las mujeres víctimas de abusos por ser femeninas, o que se hayan aprovechado de ellas, o hayan tenido una atención no deseada que invadiera o violentara su espacio vital o experiencias muy traumáticas. Cualquiera que sea la vivencia, todas debemos dejar que salga de nosotras esa creencia de que “no es seguro vivir en esta belleza de SER FEMENINA”, en esta relajación y dicha que irradia nuestra esencia.

La cuarta razón por la que las mujeres desconectan de su feminidad es que:

crop_3103807

4. No es políticamente correcto ser femenina.
La  razón más relevante del por qué las mujeres no tienen una representación proporcional respecto a los hombres en las posiciones líderes en los negocios, es debido a la manera inconsciente en que  los seres humanos vemos el mundo, esas creencias caducas de que una mujer que canalice su energía más femenina, será apreciada por sus compañeros de trabajo, pero no la verán como líder.  ¿Qué locura nos ha llevado a tener este concepto? Por diferentes razones, en tu sala  de reuniones, en tu oficina de trabajo, entre colegas, de alguna manera nos han enseñado que no es políticamente correcto ser realmente femenina. Visiblemente estamos frente a muchos años de prejuicios.

Ahora tengo una pregunta para ti:

¿Cuál de estas cuatro razones es con la que más te identificas a la hora de desconectar con tu feminidad?

Lo que deseo dejarte o transmitirte el día de hoy, que es lo que comparto en mis cursos, es que lo bueno para nosotras es estar en nuestra PRESENCIA FEMENINA, esa es nuestra naturaleza y es nuestro lugar seguro.

Yo solía no estar en mi presencia femenina, porque quería la atención de otros, especialmente en mi trabajo. Pensaba que si la gente me veía disfrutar de mi feminidad, pasar un tiempo maravilloso mientras realizaba mi trabajo, podrían pensar de alguna manera que no era lo suficientemente cualificada para los retos o trabajos difíciles que me pudiesen plantear, simplemente por mostrarme como una persona abierta, libre y que se siente confortable en su cuerpo.

Es por estas razones, y muchos más motivos, por lo que me encantaría conocerte personalmente y tenerte en mi curso ¡Es tanto lo que podríamos hacer juntas!  Hacer un trabajo  profundo para llegar al corazón de estas creencias y saber el por qué has congelado tu feminidad, te has sentido pequeña o te has desconectado de tu esencia femenina.

Recuerda, eres una mujer que merece ser notada, tomada en cuenta. Tal vez quieres ser respetada y no permanecer invisible ante los demás, como has podido estar en el pasado; o quieres incrementar tus ganancias monetarias y tú eres una mujer de negocios y deseas ser esa líder magnética y poderosa en el aspecto femenino. Tal vez quieras atraer a tu vida a esa maravillosa pareja, o inyectar más pasión con tu pareja actual a través de la atracción de tu polaridad femenina.

Estos aspectos los veremos en nuestro taller de tu Zona Naranja:  SHAKTI LOVE  y volverás a conectar con tu fuente de poder. 

Así que te invito a que te inscribas en:

header-workshop3

Por favor, a continuación si lo deseas, deja tu comentario y no dudes en hacer cualquier pregunta que tenga relación con la esencia femenina, tu Orange Zone, o el curso de SHAKTI LOVE.   Estoy aquí para ayudar.

Con todo mi cariño:
Paritosh Mandira.